El Cabildo de Gran Canaria ha cedido, con carácter indefinido, a la asociación de padres de niños con cáncer Pequeño Valiente una sede de 150 m2 cercana a la Casa Palacio donde prestará servicios sanitarios, educativos y psicológicos a cincuenta pacientes y familiares al año.

Esta sede supondrá un "respiro" económico para la asociación, cuyos usuarios dejarán de tener que acudir a varios centros para tratarse, según ha manifestado su presidente, José Jerez, quien ha destacado que en las nuevas instalaciones de Pequeño Valiente se darán clases de apoyo, tratamientos de fisioterapia, sesiones psicológicas y todo aquello que demanden los enfermos.
Podrá usar la azotea del edificio de dos plantas que le ha cedido el Cabildo de Gran Canaria para organizar celebraciones diversas y hasta un cine de verano.

De esta forma, Morales ha recalcado la "profunda vocación social" del equipo de gobierno que preside, que está decidido a "ponerse al lado de la sociedad civil que, en muchos casos, atiende situaciones a las que no llega la administración pública".

El presidente de Pequeño Valiente , José Jerez, ha explicado que todas las terapias que se ofrecerán a los usuarios de la nueva sede, que habrá que habilitar para hacerla accesible a personas con discapacidad, estarán pautadas y coordinadas con los especialistas del Materno Infantil de Gran Canaria.