Los niños de la Asociación Pequeño Valiente protagonizaron ayer la primera edición de 'Pasos Solidarios', una pasarela benéfica que tiene como finalidad recaudar fondos para la asociación. La Playa de Las Canteras fue el escenario elegido para la cita, lugar por el que desfilaron 14 valientes.

Ni siquiera el mal tiempo impidió que los niños de la Asociación Pequeño Valiente se subieran ayer a la pequeña pasarela instalada en la arena de la Playa de Las Canteras, a la altura de la Plaza Tenor Suso Mariategui. Se trataba de la primera edición de Pasos Solidarios, un desfile benéfico que tenía como fin recaudar fondos a favor de la asociación, cuyo cometido es amparar a los menores con cáncer. Así, al compás de la música y sin parar de sonreír, un total de 14 niños se convirtieron en modelos por un día y transformaron la playa en un auténtico festival de moda.

Minutos antes de empezar a desfilar, en un curioso backstage habilitado para la ocasión, se encontraban reunidos todos los protagonistas de la cita. En el ambiente se podía percibir una mezcla de nerviosismo e ilusión. Sin parar de corretear por el pequeño espacio estaba Alejandra. Solo tiene tres años, pero la sonrisa de su rostro y el brillo de sus enormes ojos azules reflejaban la felicidad que sentía. "Voy a salir a desfilar. Primero con un chándal, y luego con un vestido", explica la pequeña. Y añade, emocionada e impaciente, "quiero salir ya, para que me saquen en la tele y me hagan muchas fotos".

Muy cerca de Alejandra se encontraba Gabriela, una pequeña de seis años. Algo más tímida, pero también muy ilusionada, aguardaba su turno. "Estoy muy contenta, y me molaría hacer más desfiles", expresaba contundente, pero sin quitar la vista de la pasarela por la que iba a hacer sonar sus pasos.

Preguntando la hora y tocando su cabello rizado estaba Arminda. Acaba de terminar de peinarse, y no dejaba de observar con detenimiento a otras dos niñas que están en la sesión de maquillaje. "He estado ensayando, y espero que todo salga bien. Estoy muy contenta", comenta la pequeña, de tan solo ocho años de edad.

Mientras, un equipo de peluqueros y una maquilladora se encargaban de ultimar todos los detalles para que los niños y niñas salieran espectaculares ante el público. Han colaborado de manera altruista y desinteresada, y han puesto todo su empeño. Uno de estos voluntarios, Nacho de la Fe, representante de Barberos Solidarios, se encontraba en plena faena, peinando a uno de los niños. "Para ellos esto es un gran entretenimiento porque se ponen a jugar, mientras los estamos arreglando", cuenta el peluquero.

De la Fe, que ya ha colaborado en otras ocasiones con la asociación, asegura que al tratarse de niños, es complicado mantener un orden, "pero es una experiencia muy satisfactoria participar en esta clase de eventos, porque con muy poco se puede hacer muy feliz a los niños".

A su lado estaba Carmen Rosa Morata, una maquilladora que, con una actitud muy alegre, estaba pintando a las estrellas de la moda. "Cada modelo tiene marcado un estilismo, pero a las niñas les suele encantar el brillo, y hay que tener un poco de cuidado para que salgan bien en las imágenes", explica. Y como dato curioso, cuenta que en el caso de los chicos, "al principio ninguno quiere pasar por maquillaje, pero desde que ven los resultados en el resto de sus compañeros, luego piden que se les haga lo mismo". Asimismo, destaca que "es muy gratificante poner un granito de arena en este tipo de citas".

La selección de las prendas que lucían los pequeños valientes ha estado a cargo de tres marcas que se han prestado a colaborar: la boutique Mimos, Base: Bazar Sport, y Aguas Azules, una firma de la diseñadora Lilium Fonts, que forma parte del programa Gran Canaria Moda Cálida.

La música empezó a sonar y los niños salieron a desfilar. El primer pase estuvo marcado por los diseños de Aguas Azules. El segundo, por la tienda deportiva Base. Y el último, por la boutique Mimos.

Entre uno y otro, el grupo musical Playa Coco se encargó de amenizar el evento poniendo ritmo al espectáculo y levantando de las sillas a todo el público asistente, que no dudó en salir a bailar. La animada paleta musical convirtió a Las Canteras en un marco idóneo para despedir el año, en un entorno en el que la alegría y la solidaridad fueron las otras grandes protagonistas de la cita solidaria.

Para cerrar el acto, los niños de la asociación desfilaron con otro grupo de pequeños que quisieron unirse al espectáculo. Acompañados de un caluroso aplauso y por multitud de piropos, la cita finalizó y los pequeños procedieron a disfrutar de una deliciosa y atractiva merienda.

El evento contó con la presencia del presentador Baby Solano, que fue el encargado de conducir el espectáculo. Pero en el entorno también hubo otros rostros conocidos, como el del diseñador canario Pedro Palmas y el de Giovanni Déniz, director de la agencia +Qmoda Canarias.

En opinión de Pedro Palmas este acto tiene especial importancia, "porque yo también he estado enfermo de cáncer y sé lo importante que es que te llenen de ilusión. Hemos estado con ellos toda la mañana coordinando las salidas. Para ellos, esto es un mundo", expresa el diseñador, muy emocionado y satisfecho con haber colaborado con la causa.

Giovanni Déniz, por su parte, explica que su agencia se ha encargado de brindar un listado de gente conocida para que se sumaran a la iniciativa, "y también hemos sido los responsables de la escenografía. No nos hemos podido resistir a colaborar en este acto benéfico", manifiesta el director de la popular agencia de moda.

Con el propósito de reunir más fondos, desde las 10.00 horas de ayer jueves, en el Paseo de Las Canteras se instaló un stand destinado a vender distintos artículos, cuyos beneficios irán destinados de forma íntegra a la Asociación Pequeño Valiente, para que pueda continuar con su importante labor social.

https://imagenes-cdn.laprovincia.es/multimedia/fotos/2017/12/28/112599/desfile-solidario-favor-pequeao-valiente-27_g.jpg